Entrena tu mente a pensar Positivo

Muchas veces las consecuencias del exceso de preocupación y ansiedad puede hacer que nuestra imaginación sea una mala compañera, llevándola muchas veces a “situaciones” que no sabes si son verdad o posibles pero el simple hecho de pensar en ello puede causarnos mucho daño, en esos momentos nuestro ego es el que despierta ofendido o fracasado ante las esperanzas que muchas veces nos hacemos con personas y falsos "ideales". Estas ideas y proyecciones de "precaución" y verle posibilidades inciertas al futuro surgen de una habilidad de nuestra mente primitiva que al igual que muchas otras especies la usábamos como un mecanismo para estar a la defensiva y protegernos del peligro.

También depende mucho de nuestra cultura, crianza y de los patrones que inconscientemente repetimos, por eso es importante tratar de no "juzgar" las acciones y vidas de otros, de no limitar nuestras posibilidades ni contaminar nuestros sentimientos con rencores y odios, es más sano soltar el pasado y ver las cosas como algo positivo para nuestro crecimiento, recordar esto es a veces un poco complicado por eso es importante elegir tener una mejor actitud y practicarlo como un entrenamiento diario para reaccionar cada vez que sintamos que nos estamos bajoneando por dejarnos llevar por nuestra imaginación con sentimientos de miedo y negatividad.

Tener una actitud positiva o al menos neutral ante las situaciones de la vida nos ayuda a comprender mejor el mensaje y entender las circunstancias y aprendizajes, porque en realidad todo lo que nos sucede tiene una razón de ser o ha sido sembrado por nosotros y si estamos atentos podemos transformarlo como parte de nuestro crecimiento. Nuestra mente es poderosa y cada día estamos creando nuestro mañana, atrayendo karma según nuestros pensamientos y acciones. Depende mucho de cómo elijamos ver las cosas, a veces criticamos lo que nos sucede como malo y tal vez es solo un llamado de alerta para aprender la lección o mostrarnos algo que no va bien y le toca desaparecer para continuar con nuestra evolución.

Una manera de estar más en contacto con nosotros y que nos ayuda a controlar la ansiedad y el viaje a lo negativo, es alimentando el cuerpo con alimentos naturales que nos traen buenas sensaciones, practicar deporte, estar en actividad haciendo lo que nos gusta, nos relaja y aleja la neblina para traer claridad y ver soluciones reales, una mente enfadada actúa por reacción e impulso, por eso siempre las decisiones y respuestas apresuradas no suelen ser las mejores, hay una regla del budismo que dice que siempre hay que esperar y darle al cerebro 30 minutos para procesar la información.

El darle vueltas al "problema" solo nos distrae más, en vez de eso podemos tomarnos unos minutos para ver otros aspectos de nuestra vida, apreciar y darle valor a lo que en realidad nos hace felices, agradecer por las almas que nos acompañan y que de diferentes maneras nos ayudan a ser más fuertes y mejores. Y lo más rápido para entrar en contacto con nosotros es RESPIRAR sintiendo el aire que entra y sale de nosotros, inhalando amor y exhalando gratitud, aceptando las cosas como son, aprendiendo y disfrutando del camino y lo que atraemos a nuestras vidas.

"Elige saludable", alimentos, pensamientos y vivencias que sumen.
Si te gusto el post comparte