Té Verde

El té verde tiene infinidad de beneficios para la salud. Esta hierva originalmente oriunda de China es muy destacada por sus propiedades curativas y respetada por esta cultura por todas sus cualidades y sus beneficios para la salud.

El té verde está compuesto de vitaminas A, B2, C y E, minerales, aminoácidos y aceites aromáticos que le dan un delicioso sabor y olor característico. Se utiliza mucho en dietas por su alto poder antioxidante, acelera el metabolismo y esto ayuda a que las enzimas digestivas funcionen mejor y nos permite perder peso de forma natural, además su poder diurético estimula al cuerpo a eliminar toxinas, a reducir el colesterol y la hinchazón estomacal.

El Té verde también nos aporta energía
y mejora nuestro desempeño y concentración para el trabajo y al hacer ejercicio.

A diferencia del té negro, el Té verde se obtiene de las hojas frescas y no pasa por un proceso de fermentación lo que hace que evite perder su valioso poder antioxidante, anticancerígeno, antienvejecimiento y refuerza el sistema inmunológico.

El té verde ahora se encuentra en muchos supermercados a lado de otras infusiones ya empacados en sobrecitos filtrantes pero también puedes conseguir las hierbas secas y molidas tipo harina o matcha en herbolarios, tiendas naturistas y ferias, de esta manera también podemos incluir el Té verde en diferentes recetas.

En caso de conseguir las hojitas secas, podemos agregarlas en el agua hirviendo, dejar reposar por unos 3 minutos y luego colar, preferiblemente no tomarlo muy caliente a más de 60 C.